Deshinibirse

Hay gente que anda desnuda en su casa muy tranquila.  No le veo nada de malo pero yo no puedo.  Para tratar de liberarme un poco de atavíos, ayer probé andar sin ropa por la sala y la cocina, pero a cada rato me embargaba cierta sensación de vergüenza, y eso que las visitas trataban de no mirarme.